<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1797956857139703&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Editorial Circulo Rojo, 08 de julio de 2020

¿Necesitas ayuda para crear un personaje ideal para un cuento de niños?

¿Has pensado en cómo crear el personaje perfecto para niños? ¿Quieres que te ayudemos a conseguirlo?

En Editorial Círculo Rojo queremos ayudarte con una serie pautas para encontrar el personaje perfecto para tu relato:

  • Presta atención a lo más pequeños. Permíteles que te cuenten qué es lo que quieren ver retratado en sus obras.
  • Escribe sobre lo que conoces. Inspírate en personajes reales de tu entorno con quienes  los niños puedan empatizar.
  • Debemos crear un personaje completo, por lo que no debemos olvidar dar a conocer a nuestro personaje; sus pensamientos, sus temores, sus preferencias e incluso sus sentimientos. Todo ello determinará el rumbo de la trama y por ende la curiosidad de estos pequeños lectores.


Consejos para desarrollar un personaje perfecto para cuentos infantiles

Paso a paso iremos formando al personaje perfecto para cualquier historia, y personapara ayudarte queremos mostrarte estos pequeños consejos:

  • Descríbelo físicamente para ayudar al lector a crearse una imagen de él.
  • Crea un personaje accesible que vaya evolucionando a lo largo de la historia.
  • Usa un lenguaje asequible adaptado, según la edad del lector.

Asimismo, recuerda que te estás dirigiendo a un público infantil, así que utiliza nombres llamativos para tus personajes,

Por otro lado, los cuentos infantiles suelen estar protagonizados por un personaje principal con una personalidad dinámica y rasgos distintivos. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿qué pasa con los personajes secundarios?

En los relatos infantiles el mayor peso del argumento recae sobre el personaje principal. Como ya hemos mencionado anteriormente, debe ser un personaje con ciertos rasgos distintivos que justifiquen su imagen de líder. No obstante, los personajes secundarios pueden tener peso en el transcurso de la trama, aunque salvo ciertas excepciones, no deben tener más relevancia que el protagonista.

Ahora que tienes las claves necesarias para crear un personaje que atrape la imaginación de los niños, no esperes más: ¡Anímate! 

Nueva llamada a la acción