<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1797956857139703&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Editorial Circulo Rojo, 24 de marzo de 2021

¿Has pensando en escribir un poemario? Aquí te dejamos las pautas sobre cómo escribir  poesía

El ser humano siempre ha sido un ser social, un alma inquieta deseoso de expresar lo que siente y la poesía es la herramienta perfecta para dejar huella en los corazones del resto. García Lorca dijo una vez que ni siquiera los poetas pueden definir qué es. La verdad es que aún no hay nadie capaz de explicar la singularidad y belleza de este género literario. Para los teóricos, se caracteriza por ser la más depurada expresión de la palabra. Capaz de evocar sentimientos y reflexiones que giran en torno a la belleza, al amor, la vida y la muerte. Puede ser cierto. Cuando pensamos en poesía, pensamos en amor, en belleza, en pasión y en definitiva, en vida, pero ¿quién es capaz de sentenciar qué es poesía y qué no? Nadie puede hacerlo, lo que si podemos es escribirla y explicarla a través de rimas.

En Editorial Círculo Rojo somos grandes admiradores de este género y de aquellos que son capaces de transmitir emoción a través de versos, y por ello, aprovechando que el pasado 21 de marzo celebramos el Día Internacional de la Poesía, queremos ayudarte a destacar y dar el paso de escribir tu poemario.


Algunos consejos para escribir tu primer poemario

  • Elige sobre qué quieres escribir. Como te hemos comentado antes este género se caracteriza por expresar los sentimientos más puros del ser humano. Por eso es importante que tengas muy claro qué quieres contar.

  • Sé real. Es importante que transmitas algo al lector, que lo emociones, por eso es fundamental que sientas lo que estas escribiendo.

  • Cuida la estructura. En poesía no funciona la típica estructura narrativa que divide introducción, nudo y desenlace. Debe ser lírica, por eso es mejor que recurras a la repetición de palabras o sonidos, usando algunos recursos literarios como anáfora, paralelismo, etc.

  • No temas a usar borradores. Es el único punto en el que la poesía se parece a la novela; la primera idea no siempre es perfecta, así que no temas a usar borradores y reescribir mil veces lo leído.

  • Cuida su apariencia. Un poema suele estar escrito en versos que se agrupan en estrofas, no obstante, puede tener rima o no. Antes de escribir el poema debes tener muy claro la estructura externa que tendrá tu obra. SI bien ya te hemos comentado que es importante gestionar el interior del poema, también lo es definir su apariencia.

  • Léelo en voz alta. Cuando ya lo tengas casi finalizado atrévete a descubrir como suena. Esto te ayudará a comprobar si los sonidos funcionan o no. Compártelo con tus seres queridos. Escoge un lector cero que sea de tu total confianza. Alguien en cuyo criterio confíes para que te dé su opinión sobre la obra. La principal intención de un poeta es alcanzar las emociones de sus lectores, por ello es importante tantear su reacción a través de nuestros alegados.

 
Esperamos que estos consejos te hayan servido y que te animes a publicar ese poemario que tienes escondido en tu cajón.

 

Nueva llamada a la acción