<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1797956857139703&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Editorial Circulo Rojo, 11 de febrero de 2021

Te ayudamos a no descuidar tu dieta durante el confinamiento

Todas nuestras esperanzas estaban con el 2021 pero todo apunta a que la pandemia va a seguir en nuestras vidas durante, al menos, gran parte de este nuevo año. Los retrasos en la producción de la vacuna y la fuerza con la que ha arrancado esta tercera ola, han generado la sospecha de un nuevo confinamiento, algo que no nos debe sorprender y que algunos ciudadanos ya han decido llevar a cabo por su propia cuenta.

Pensar en repetir aquellos meses de cuarentena puede llevarnos a deprimirnos y descuidar nuestros hábitos alimenticios, por eso os traemos este post con algunos consejos que os pueden ayudar a encontrar el equilibrio y salir fortalecidos de esta nueva situación.

Aunque pueda ser difícil de creer leer puede ayudarte a controlar la ansiedad por la comida. Al contrario que las series y películas que siempre nos tientan a caer en manos de un tentempié no muy saludable, leer mantiene nuestro cerebro alerta y nos ayuda a “engañar” a nuestro estómago.

Por todos es sabido que la ansiedad y el aburrimiento son los ingredientes perfectos para caer en los excesos alimenticios y descuidar nuestro saludo, pero como diría el propio Carlos Ríos, “hay que huir de matrix”. No debemos martirizarnos por “pecar” de vez en cuanto, pero si este confinamiento se alarga, que esperamos que no, pasaremos muchos días en casa y nuestras actividad física se verá bastante afectada, por lo que es importante no descuidar nuestra alimentación. Es el momento ideal para dejar a un lado el catálogo de Netflix y ponernos al día con los libros que decoran nuestra estantería.


¿Cómo mantener una dieta saludable durante el confinamiento?

Esta vez contamos con una ventaja: ya lo hemos vivido. Puede que no sea un consuelo, o tal vez sí, ya que nos da la oportunidad de evitar los errores del pasado confinamiento y superarlo con más fuerza.

Ya el pasado marzo de 2020 en los inicios de ese confinamiento que, en principio, solo duraría quince días, nos dieron algunas pautas sobre cómo cuidarnos durante estos días.

  • Dietistas y expertos apuntan a que es fundamental no consumir más calorías de las necesarias, ya que como, apuntábamos antes, nuestra actividad física se reducirá a la mitad y un exceso de comida puede provocarnos más fatiga y cansancio.

  • Al estar todo el día encerrados es normal que suframos ansiedad y aburrimiento y que recurramos a la comida para paliarlos. No obstante, podemos optar por productos más saciantes y ricos en nutrientes que nos ayuden a controlar el hambre y a conseguir las vitaminas necesarias para reforzar nuestro sistema inmune.
  • Podemos sustituir la bollería, por yogures, frutos secos o incluso té o café, ya que se ha demostrado que las bebidas calientes reducen el hambre y calman la ansiedad. Cambiar el pan blanco por pan integral, ya que nos saciara antes.

    Una de las mejores formas de evitar caer en este tipo de alimentos es evitar ver series o películas. Según un estudio realizado por la Universidad Alberta, ver la tele en exceso puede ser un motivo para subir de peso. Los anuncios televisivos y la comida que se ve durante la serie pueden provocar en nosotros la falsa creencia de hambre. Por lo que si aún no habías encontrado un motivo para engancharte a la lectura, puede que esto termine de convencerte. Mientras leemos, no solo estamos ejercitando nuestro cerebro sino que nos mantiene concretados en una actividad y evita que recurramos a la comida sin necesidad.

  • De igual manera, no debemos olvidarnos de mantener una alimentación que evite los atracones. Tomar avena para desayunar puede ayudarnos a controlar los niveles de glucosa en sangre y evitar picar entre horas, ya que su efecto regulador y saciante te hace sentir lleno durante más tiempo. Lo ideal es acompañar el desayuno con fruta de temporada para complementar la ingesta de vitaminas y reducir el riesgo de sufrir un ataque de gula.

 

Investigadores y dietistas insisten en que seguir una dieta mediterránea basada en productos naturales y que cubra todas las necesidades de nuestro organismo, no solo puede ayudarnos a controlar nuestro peso durante los días de confinamiento, sino que ayudará a nuestro cuerpo a mantener a raya a este virus que ha cambiado nuestro modo vida.

 

Es importante recordar que nuestra salud debe prevalecer por encima de todo y que caer en alimentos procesados no nos ayuda en nada. Cada vez son más los investigadores que relacionan nuestra alimentación con nuestra salud física y mental. Es fundamental que mantengamos nuestra mente sana, y que no nos perjudiquemos cayendo en una alimentación poco saludable que nos haga sentir más débiles ante esta crisis mundial.

Para nosotros no está de más recordaros la importancia de cuidarse por dentro y por fuera, sobre todo teniendo en cuanta los días que nos está tocando vivir. Os mandamos mucha fuerza y ánimo y esperamos que estos consejos os sirvan para cuidaros. ¡Mucho ánimo!

 

Nueva llamada a la acción